8 tratamientos caseros a base de cebolla

Carolina Betancourth·
21 Octubre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
20 Octubre, 2019
¿Conoces todos estos posibles usos de la cebolla? Te sorprenderá saber cuáles de ellos son mitos y cuáles tienen efectos comprobados para la salud.

La cebolla contiene abundantes cantidades de vitaminas A y C que hacen de ella un alimento que puede ayudar a aumentar las defensas del organismo. ¿Conoces los tratamientos caseros a base de cebolla que son capaces de beneficiar tu salud si los combinas con otros hábitos saludables? ¿Cuáles de ellos son en realidad mitos sin fundamentos?

Además de las vitaminas citadas anteriormente, la cebolla aporta fibra, calcio, magnesio, hierro y otros nutrientes. Asimismo, se puede utilizar exteriormente para tratar algunos problemas de la piel y para su blanqueamiento, como se afirma en esta investigación.

No obstante, no se trata de un alimento milagroso, y a menudo se suele exagerar con sus posibles beneficios para la salud.

Tratamientos caseros a base de cebolla: ¿mitos o verdades?

Más allá de estos usos potenciales, es importante considerar que la cebolla no puede reemplazar ningún tratamiento médico. Además, como veremos, algunas de sus supuestas propiedades en realidad no son tales. Si tienes alguna dolencia física o un síntoma de alguna enfermedad, consulta con tu médico.

1. La cebolla no es un remedio para la gripe

Para acabar con las gripes que se presentan con frecuencia, las creencias populares afirman que podemos preparar un zumo a base de cebolla. No obstante, los profesionales se han encargado de desmentir esta afirmación, por lo que no vale la pena ahondar en su uso con esta finalidad.

2. Para la arteriosclerosis, ¿es efectiva?

Arteriosclerosis

En este caso, se trata de un remedio casero extendido en la medicina tradicional, pero sin evidencia científica que lo respalde. Se puede usar, sí, pero no deberíamos esperar grandes resultados relativos a la circulación sanguínea.

La receta propone tomar una combinación realizada con una cebolla cortada en rebanadas, dos ajos picados, cinco hojas de lechuga fresca y el jugo de dos limones. Estos ingredientes se ponen a hervir en medio litro de agua, se deja reposar la infusión y, una vez lista, se bebe durante el día.

3. La cebolla contra la bronquitis y la tos: no está probado

Es común escuchar que la cebolla tiene la propiedad de absorber las bacterias presentes en el cuerpo, y que por eso puede ser efectiva para tratar problemas del sistema respiratorio. Sin embargo, como se detalla en el artículo del Dr. Navarro Ríos y del Dr. Precioso Costa citado previamente, estas propiedades son falsas.

Lee también: Cómo hacer un jarabe con pimienta de cayena para curar la tos

4. La cebolla podría funcionar para los riñones

Para eliminar todo tipo de problema que tenga que ver con los riñones, la cebolla es uno de los productos naturales que más se recomienda. Se debe a que tiene propiedades diuréticas que fueron comprobadas en animales, según la OMS. Por lo tanto, podría ayudar a eliminar de una manera más rápida todos los síntomas que afectan las vías urinarias.

Para ello, de acuerdo con la medicina tradicional, se debe consumir la cebolla de manera abundante, ya sea en ensaladas o simplemente preparando un cocimiento en una taza de agua y bebiéndolo varias veces al día. Es recomendable consultar al nutricionista la mejor manera de aumentar su consumo.

5. Cebolla para las cicatrices sí, para los granos, probablemente

Forunculo

Como se indica en esta publicación médica, la cebolla tiene efectos probados para beneficiar mediante su uso tópico para mejorar la apariencia de las cicatrices de la piel. Con estos fines, debería usarse su extracto —solo o con otros ingredientes—durante al menos 10 semanas.

Probablemente basada en esta propiedad, la medicina tradicional también recomienda la cebolla para el tratamiento de granos y forúnculos. Sin embargo, este efecto no tiene evidencia científica suficiente.

Según estas creencias, si tenemos que tratar granos o forúnculos, hay que machacar cebolla y asarla. Posteriormente, se agrega un poco de miel de abejas y se coloca lo más caliente que se aguante en la parte más prominente del forúnculo.

Finalmente, se pone una venda, que se debe cambiar cada 12 horas, hasta que el grano reviente. Te recomendamos consultar con un profesional acerca de la conveniencia del uso de este tratamiento natural.

6. Tratamiento casero a base de cebolla para bajar la fiebre

La publicación médica de Web MD citada previamente indica que no hay suficiente evidencia que compruebe la efectividad de este uso de la cebolla. Por lo tanto, la vieja técnica de cortarla en rodajas y pararse sobre ella descalzo durante media hora no parece tener demasiado asidero empírico.

Te puede interesar: 6 remedios útiles y naturales para bajar la fiebre sin medicamentos

7. Cebolla para el colesterol alto: otro mito

Colesterol

Si bien algunos estudios han señalado alguna relación entre el consumo de cebolla y la mejora de ciertos índices en pacientes diabéticos u obesos, lo cierto es que, siguiendo las afirmaciones de la fuente citada en el punto anterior, los niveles de colesterol no se normalizan con el solo consumo de cebolla en cualquiera de sus formas.

Recomendación final

Estos son solo algunos de los remedios caseros que en teoría se pueden obtener de la cebolla, puesto que hay muchos más. Por sus componentes, este producto se ha hecho popular para ‘curar’ un buen número de trastornos de salud; sin embargo, hemos visto que muchas de sus supuestas propiedades en realidad no son tales. Esto no quita que puedas usarla en casi todas tus comidas, ¡es un ingrediente fenomenal!

  • Gareth Griffiths; Laurence Trueman; Timothy Crowther; Brian Thomas; Brian Smith. 2002. Onions—A global benefit to health. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1002/ptr.1222
  • NICHOLAS K. GABLER; EWA OSROWSKA; MICHEAL IMSIC; DAVID R EAGLING; MARK JOIS; BRENDAN G. TATHAM; FRANK R. DUNSHEA. Dietary Onion Intake as Part of a Typical High Fat Diet Improves Indices of Cardiovascular Health Using The Mixed Sex Pig Model. 2006. https://link.springer.com/article/10.1007/s11130-006-0030-8