Calabacines rellenos

Los calabacines rellenos de atún y anchoas son una alternativa deliciosa a los típicos rellenos de carne picada. Si queremos innovar aún más, podemos probar con el salmón ahumado
Calabacines rellenos

Escrito por Belén Gisbert, 16 abril, 2015

Última actualización: 27 enero, 2021

Los calabacines rellenos forman parte de esos platos regionales de uso común en nuestros hogares. Esta receta, a menudo, es imitada y variada, ya que cada familia pone su toque personal, variando los gustos.

Para el relleno de calabacín, a veces, se opta por diversos tipos de queso o de pescado en lugar de carne. Incluso se pueden usar diferentes especias o hierbas. Vamos a darte en esta ocasión una receta sorprendente y original, lejos de la típica carne picada: calabacines rellenos de atún y anchoas.

Calabacines rellenos de atún y anchoas

Ingredientes

  • 8 calabacines de tamaño medio
  • 2 cebollas
  • 2 huevos
  • 100 g de pan duro
  • 2 cucharadas de alcaparras en sal (20 g)
  • 20 g de piñones
  • 50 g  de queso parmesano rallado
  • 1 cucharada de mejorana (10 g)
  • Aceite de oliva virgen extra al gusto
  • Sal y pimienta al gusto
  • 4 filetes de anchoas en aceite 
  • 3 cucharadas de leche (45 ml)
  • 150 g de atún en lata escurrido

Preparación

Calabacines

  1. Lava los calabacines y hiérvelos en agua con sal durante unos 10 minutos. Escurrir el calabacín y dejar enfriar.
  2. Elimina entonces los extremos, corta por la mitad a lo largo y vacía con una cuchara. Reservar el relleno en un bol y guardar las bases.
  3. Cortar el pan en cuadrados y dejar que se ablande en un bol con la leche.
  4. Pela y pica finamente la cebolla y fríe en dos cucharadas de aceite, junto con las anchoas picadas, dejando cocer durante unos minutos.
  5. Pica el pan, el atún escurrido, los piñones y las alcaparras, previamente desaladas.
  6. En un bol, mezcla el picado obtenido, con el calabacín picado frito con cebolla y anchoas, el queso parmesano, los huevos, y la mejorana. Mezclar bien, luego sazonar con sal y pimienta.
  7. Llena ahora los calabacines con la mezcla y coloca en un molde para hornear engrasado. Por último, añade un poco de aceite y cocina en el horno  a 180º C durante unos 20-30 minutos, hasta que tengan una corteza dorada.
  8. Cuando se saquen del horno, dejar reposar los calabacines rellenos durante 5 minutos antes de servir.

Algunos consejos

Se recomienda consumir los calabacines rellenos enseguida, pero si lo deseas, puedes guardarlos en la nevera bien cerrados, un par de días a lo sumo.

Para vaciar el calabacín puedes utilizar un descorazonador de melón o manzanas, o una cuchara para hacer bolas de helados. Ten cuidado de no exagerar demasiado y traspasar y romper la piel. El calabacín hecho no debe ser demasiado delgado.

Otra alternativa de cocinar y presentar los calabacines rellenos son en forma de rollos, a modo de sushi. También con trozos pequeños de calabacín, a modo de rodajas gruesas.

Otra receta de calabacines rellenos de salmón

Salmón para calabacines rellenos

Esta es otra variante de calabacines rellenos. El resultado, es, como la anterior, delicioso.

Ingredientes

  • 4 calabacines redondos
  • 1 paquete de salmón ahumado
  • 1 cebolla blanca
  • 50 g de pan duro
  • 25 g de queso Grana Padano (queso en polvo)
  • 2 anchoas
  • 20 g de alcaparras
  • Mejorana
  • Leche
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal, pimienta y pan rallado al gusto

Preparación

  1. Lavar el calabacín y escaldar en agua salada caliente de 5 a 10 minutos.
  2. Cortar el pan en trozos pequeños y poner en remojo en leche caliente.
  3. Corta las cebollas y cocinar a fuego lento durante 5-6 minutos en una sartén, con 1 cucharada de aceite y 1 de agua.
  4. Coloca anchoas y ablanda la cebolla.
  5. Añade el salmón en trozos y cocina unos minutos.
  6. Vacía el calabacín y corta los extremos.
  7. Pon la carne de los calabacines junto con las anchoas y condimentar la mezcla.
  8. Vacía el pan de la leche, escúrelo y ponlo en un bol con las alcaparras, el huevo y el queso Grana Padano.
  9. Añade a la mezcla el salmón con la anchoa.
  10. Perfuma la mezcla con la mejorana picada, sal y pimienta.
  11. Llena el calabacín con la mezcla, espolvorea con pan rallado y rocía con aceite de oliva.
  12. Cocina los calabacines rellenos de salmón en el horno a 180ºC durante 20-30 minutos hasta que estén gratinados.

Recuerda variar tu relleno favorito, como carne picada o una selección de verduras. ¡Tú pones tu toque personal! Y, en cualquier caso, tendrás una receta espectacular.