Mejor con Salud
 

Cuidados de la anomalía de Ebstein

Cuidados de la anomalía de Ebstein

La anomalía de Ebstein es un defecto congénito. Los signos que indican que un niño puede sufrir esta afección son dificultades para respirar y un tono azulado en la piel y bajo las uñas.

La anomalía de Ebstein es una afección cardíaca muy poco común en la cual partes de la válvula tricúspide son anormales. Se trata de un defecto congénito en el que la ubicación y el funcionamiento de esta válvula es anormal.

La mayoría de los casos de la anomalía de Ebstein se deben a un error de crecimiento accidental durante el embarazo.

¿Qué ocurre en el corazón cuando hay anomalía de Ebstein?

La válvula tricúspide es la que separa el ventrículo derecho del corazón de la auricular derecha. Normalmente, cuando el músculo cardíaco se relaja, esta válvula se abre. Esto permite que la sangre entre en el ventrículo derecho.

Sin embargo, cuando el ventrículo izquierdo se contrae para bombear sangre al exterior la válvula se cierra. Así se impide que la sangre fluya hacia atrás del ventrículo derecho a la aurícula derecha.

En la anomalía de Ebstein la válvula tricúspide funciona mal porque en algunos casos está hundida dentro del ventrículo y una o dos de sus valvas están pegadas a la pared del corazón.

Con frecuencia, cuando se presenta esta deficiencia, la válvula no se puede cerrar completamente. De esta forma la sangre regurgita a través de la válvula y va a la aurícula derecha.

En otras ocasiones lo que sucede es que la válvula es demasiado estrecha y rígida impidiendo que la sangre fluya con normalidad de la aurícula derecha al ventrículo derecho.

Lee también: El corazón, la bomba del cuerpo

Síntomas y signos de la anomalía de Ebstein

corazón con estetoscopio

La anomalía de Ebstein puede causar problemas que van de muy leves a muy graves. Los niños que presentan una forma leve de anomalía de Ebstein pueden no manifestar ningún síntoma hasta que son mayores. 

Los signos que indican que un niño puede sufrir esta afección son dificultades para respirar y un tono azulado en la piel y bajo las uñas. Además, hay otros síntomas como:

En general, cuanto más temprano se manifiesten los síntomas, más grave es la enfermedad. Algunos pacientes pueden no tener ningún síntoma o tener síntomas muy leves mientras que otros pueden empeorar con el tiempo.

Diagnóstico

La anomalía de Ebstein se puede ver mediante ecografía antes de que nazca el bebé. En cuanto nace se puede identificar por su piel de tono azulado o por los latidos anormales de su corazón.

Aunque la mejor prueba para confirmar esta anomalía es el ecocardiograma, también se pueden hacer radiografías de tórax y un electrocardiograma.

En la radiografía se suele observar un corazón muy grande y el electro puede mostrar los latidos anormales. En el caso de niños más mayores, se puede realizar una prueba de esfuerzo.

También te puede interesar: ¿Qué es el ecocardiograma?

¿Cómo se trata la anomalía de Ebstein?

operación de anomalía de Ebstein

Si la anomalía se detecta antes de nacer, el equipo de profesionales que atienda el parto estará preparado para los cuidados intensivos que necesite el bebé si no logra respirar bien. Los tratamientos más utilizados de forma inmediata en los recién nacidos, cuando son necesarios, son:

Oxígeno

El suministro de oxígeno puede ayudar a aumentar los niveles de oxígeno en la sangre. De esta forma, ayuda al corazón a satisfacer las necesidades del cuerpo.

Cirugía

En caso de que la vida del bebé esté en peligro, puede ser necesaria la cirugía de urgencia. Con la cirugía se puede reparar la comunicación interauricular, reparar la válvula tricúspide y reducir el tamaño de la aurícula derecha. En otros casos se cambia la válvula tricúspide.

Medicamentos

Con el tratamiento farmacológico se puede impedir que el corazón lata demasiado deprisa. Además, se pueden tratar las insuficiencias cardíacas.

Estudio electrofisiológico

Este estudio se recomienda cuando hay ritmos cardíacos anómalos de carácter grave. Durante el estudio se pueden eliminar fibras de la vía eléctrica que hacen que el corazón bombee tan rápido.

Los bebés con una anomalía de Ebstein deben ser atendidos por un cardiólogo pediátrico. Este especialista será este quien recomiende el tratamiento adaptado específicamente a las características individuales de cada caso.

Muchos de los niños cuya anomalía de Ebstein se ha corregido con cirugía pueden llegar a estar tan activos como otros niños.




    • Jordán-Ríos, A., Magaña-Bailón, E., Martínez-Aguilar, M., Maury-Ordaz, S., Juárez-Orozco, L. E., Jiménez-Niño, A., … Alexánderson-Rosas, E. (2014). Anomalía de Ebstein. Revista Mexicana de Cardiologia.

    • Brown, M. L., Dearani, J. A., Danielson, G. K., Cetta, F., Connolly, H. M., Warnes, C. A., … Driscoll, D. J. (2008). Functional Status After Operation for Ebstein Anomaly. The Mayo Clinic Experience. Journal of the American College of Cardiology. https://doi.org/10.1016/j.jacc.2008.03.064

    • Knafo, A., Israel, S., & Ebstein, R. P. (2011). Heritability of children’s prosocial behavior and differential susceptibility to parenting by variation in the dopamine receptor D4 gene. Development and Psychopathology. https://doi.org/10.1017/S0954579410000647


María Vijande

María Vijande
Graduada en Farmacia por la Universidad de Salamanca (curso académico 2013-2018). Actualmente, María Vijande se ha especializando en el ámbito de la investigación clínica mediante el Máster en Monitorización de Ensayos Clínicos y Medical Affairs en el CESIF (Centro de Estudios Superiores de la Industria Farmacéutica). Compagina su trabajo con el grado en Psicología impartido por la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). María Vijande ha realizado prácticas extracurriculares en oficina de farmacia y ha llevado a cabo las prácticas de la carrera en el Hospital Hagia Sofía en Atenas (Grecia), gracias al programa Erasmus. En la actualidad trabaja como Junior Clinical Research Associate  en el Grupo GEICAM de Investigación del Cáncer de Mama.