Mejor con Salud
 

¿Por qué me duele el cuello?

Las causas por las que duele el cuello son muy variadas, aunque, por lo general, tiene que ver con las malas posturas o con la tensión derivada del estrés. Solo en pocos casos este tipo de dolor está relacionado con alguna patología grave.

¿Por qué me duele el cuello?

Escrito por Edith Sánchez, 25 Agosto, 2020

Última actualización: 25 Agosto, 2020

Son muchas las personas que hacen referencia a que les duele el cuello, pero no siempre conocen las razones por las que esto ocurre. A su vez, al ignorar la causa de este problema, tampoco tienen elementos de juicio para tomar las medidas necesarias y solucionar la dificultad.

Son muchos los motivos por los que duele el cuello, aunque, en general, no suelen estar relacionados con un problema grave de salud. Pese a esto, nunca se puede descartar que haya alguna situación que amerite una consulta médica, especialmente cuando el dolor es muy fuerte y/o persistente, o se acompaña de otros síntomas severos.

En la mayoría de los casos duele el cuello por causas benignas. Es muy habitual que esté acompañado de dolor en otras zonas que se conectan con él, como los hombros, la espalda, la cabeza o la mandíbula. Lo más usual es que se le pueda dar un tratamiento casero a este problema.

El dolor de cuello

dolor de cuello

El dolor en el cuello puede tener diferentes localizaciones e intensidades. Por lo general, se trata de un dolor sordo, que empeora cuando te ves obligado a mantener la cabeza erguida por lapsos muy largos. Esto sucede, por ejemplo, cuando trabajas en la computadora o cuando conduces.

Es muy frecuente que el dolor en el cuello esté acompañado de espasmos o de rigidez en los músculos de la zona. Así mismo, es habitual que cuando duele el cuello también se sienta algún grado de dificultad para mover la cabeza.

El dolor en el cuello puede ser síntoma de algo grave cuando persiste por muchos días sin alivio, o tiene una intensidad demasiado elevada. Si se irradia a los brazos y/o piernas, o se acompaña de hormigueo, debilidad o un fuerte dolor de cabeza, es necesario consultar al médico a la menor brevedad.

Tipos de dolor de cuello

No todos los dolores de cuello son iguales. De acuerdo con su naturaleza, se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Dolor muscular. Tiene lugar en los músculos del cuello y en los hombros. Muy habitualmente se logra palpar pequeños nudos en la zona, que son blandos al tacto.
  • Espasmo muscular. En este caso hay un entumecimiento que hace difícil el movimiento de la cabeza, ya que se experimenta dolor principalmente al tratar de hacer un giro.
  • Dolor nervioso. En este caso hay compromiso de los nervios espinales y el dolor se experimenta de forma intensa y breve, generalmente acompañado de pinchazos.
  • Dolor óseo. Es intenso, poco común y exige una visita inmediata al médico.
  • Dolor asociado a la cabeza. Normalmente se siente en la nuca, entre la zona baja de la cabeza y la zona alta del cuello. Se acompaña de dolor de cabeza y suele ser leve y persistente.
  • Dolor referido. Este tipo de dolor solo aparece cuando se realiza una acción específica, que no está relacionada directamente con el cuello. Por ejemplo, comer o levantar un objeto con las manos. Exige consulta médica.
  • Dolor facetario. Se siente en las vértebras y suele irradiarse al hombro o a la parte superior de la espalda. Casi siempre empeora por las mañanas, o después de un rato largo de inactividad. Generalmente está asociado con la artritis.

¿Por qué duele el cuello?

Las principales razones por las cuales duele el cuello son las siguientes:

  • Mala postura. Obedece a una postura inapropiada al sentarse o al dormir, principalmente. A veces se debe a la almohada, la falta de apoyo en la cabeza o cualquier factor por el cual el cuello quede desalineado y en tensión.
  • Ansiedad o estrés. Estos factores pueden llevar a que los músculos se contraigan y causen dolor. Tanto este factor como las malas posturas son las causas más frecuentes por las que duele el cuello.
  • Desgaste o degeneración. La edad provoca desgaste en la zona cervical y esto lleva a una degeneración de las vértebras y/o los discos del cuello, que causa dolor.
  • Esguince cervical. También es conocido como “latigazo cervical” y es una lesión que se produce cuando la cabeza se mueve hacia adelante y luego hacia atrás, de forma violenta y súbita.
  • Radiculopatía cervical. Se caracteriza por un dolor irradiado a los brazos, con entumecimiento y sensación de pinchazos en los mismos. Se origina por la irritación de los nervios de la médula espinal.
  • Lesión del plexo braquial. Va acompañado de dolor en la mano y se origina casi siempre por un accidente automovilístico o deportivo.
  • Otras causas. Otras causas incluyen hernia de disco cervical, artritis reumatoide, artrosis, meningitis y cáncer, entre otros.


  • Puebla Díaz, F. (2005). Tipos de dolor y escala terapéutica de la OMS: Dolor iatrogénico. Oncología (Barcelona), 28(3), 33-37.

Edith Sánchez
Edith Sánchez
Graduada en periodismo de la Fundación de Educación Superior INPAHU de Bogotá. Estudios de Licenciatura en Ciencias Sociales, en la Universidad Distrital “Francisco José de Caldas” de Bogotá. Autora de los libros “Un duro – Aproximaciones a la vida” y “Un río de mil brazos”. Co-autora de los libros “Humor cautivo”, “Inventario de asombros”, “Impresos comunitarios” y “Seis historias para ser contadas”, entre otros. Ganadora de la beca en periodismo cultural, Ministerio de Cultura de Colombia (1999). Ganadora de los premios de periodismo Semana-Petrobras (2011) y Entrégate a Colombia-Servientrega (2012). Ganadora de las Pasantías Nacionales en Literatura del Ministerio de Cultura (2009 y 2018). Ganadora en el concurso de crónica “Ciudad de Bogotá” (2014). Mención de honor en el Concurso Nacional de Crónica y Testimonio, Universidad Central (2017) y en el Premio Nacional de libros de crónica (2010). Ganadora de la convocatoria “Leer es mi cuento” (2011), entre otros.